Información de ruta

Descripción de la ruta: Morata de Tajuña, Perales de Tajuña, Tielmes, Carabaña, Orusco, Ambite y vuelta.
Ver mas información en: http://www.ffe.es/viasverdes/fichas_htm/tajuna/virtual_tajuna1.htm

Una ruta por el Valle del Tajuña: viejos molinos y huertas en el sureste de Madrid.
Localización: Entre Morata de Tajuña y Ambite (Madrid).
Longitud: 33 + 33 km = 66 km.
Tipo de firme: Asfalto.
Medio Natural: Valle del Tajuña.
Patrimonio cultural: Iglesias de los pueblos. Restos del Castillo de Perales. Restos trogloditas. Palacio de Ambite.
Infraestructura: Vía Verde.
Cartografía: Mapa Militar de España. Escala 1:50.000. Hojas 583.

DETALLE DEL RECORRIDO:
Km. 0 / Km. 6 / Km. 9 / Km. 14 / Km. 21/ Km. 32
Esta Vía Verde es muy fácil de seguir, ya que toda ella cuenta con un firme de asfalto de inconfundible color rojo. Esta crucial pista nos servirá de referencia para no perdernos en casi toda la ruta. También nos ayudarán la señalización instalada al efecto. Otra buena nueva: gran parte de la traza está reservada a no motorizados, aunque hay tramos compartidos con los coches.
Ofrecemos a continuación una descripción del recorrido para conocer, de antemano, que es lo que nos podemos encontrar.

Km 0.
Iniciaremos nuestro camino en la localidad de Morata de Tajuña, tomando como referencia de dirección la vecina localidad de Perales de Tajuña. En cualquier caso, os recomendamos que, de entrada, hagáis un pequeño tramo hacia atrás, dirección Madrid. Éste asciende por la antigua vía hacia la cantera de Cornicabra, teniendo desde ahí muy buenas perspectivas del valle del Tajuña. ¡Además existe un área recreativa con fuente!.
La Vía Verde ya está prolongada hasta Arganda, donde termina la línea 8 del Metro de Madrid. Lo cual da posibilidad de ir en transporte público y ampliar el kilometraje.
De nuevo en Morata de Tajuña, nosotros empezaremos la ruta en el Polideportivo Municipal de Morata de Tajuña. Tras un tramo urbano (pasaremos junto al cuartel de la Guardia Civil), nuestra vía se empareja a la carretera M-506, iniciando su recorrido rural hacia Perales.

Km 6.
Por un paisaje agrícola, nuestra pista roja nos conduce sin sobresaltos hasta el solar donde estuvo la estación de Tajuña. Aquí arrancaba un ramal por el que los trenes subían hasta Chinchón y Colmenar de Oreja. Al otro lado de la carretera podemos ver el puente metálico de este ramal.

De nuevo en la ruta acondicionada, nos vamos acercando hacia Perales, afrontando un tramo en el que deberemos superar algunos badenes, cortos pero de pendientes un poco acusadas. Serán las únicas rampas relevantes de toda la ruta.

Km 9.
Llegamos a Perales de Tajuña. Su estación ya desapareció (su solar lo ocupa hoy un colegio) y su trazado son actualmente calles del pueblo. Aquí se abren dos ramales. Uno, que arranca a la entrada del pueblo, se desvía hacia la derecha, cruza el río y discurre por la vega. Por este ramal se circula sobre pistas abiertas al tráfico: ¡precaución!. Éstas nos llevan hacia la autovía A-III, que se cruza bajo un gran viaducto.

Hay que volver a recordar que este tramo está abierto al paso de vehículos rurales: precaución. La traza ferroviaria iba por la orilla contraria pero es irrecuperable, ya que casas y fábricas machacan a cada poco la explanación.

Km 14.
Un paisaje agrícola, de perfiles suaves, sin rampas, nos lleva hacia Carabaña. En la orilla contraria del Tajuña se sitúa Tielmes, pueblo al que podremos acercarnos utilizando la primera carretera que encontramos. En este lugar existe una pequeña área de descanso. A orillas de la carretera, hacia la derecha, la vía nos lleva hasta una ermita. Desde allí, hacia la izquierda, la Vía Verde sigue atravesando la vega del Tajuña, dejando en la orilla contraria la curiosa y bien conservada estación de Chavarri, donde en tiempos se cargaban las botellas de la famosa "Agua de Carabaña".

Km. 21.
Y ya estamos llegando al final de un nuevo tramo sobre la ruta. A la altura del cruce con la carretera de Carabaña a Brea de Tajo, la pista roja, llega casi a orillas del río, donde un hermoso molino nos marca la entrada a Carabaña. Desde aquí, bien podemos dirigirnos hacia la cercana localidad para tomar un receso en la ruta o bien continuar itinerario hacia nuestro próximo hito caminero: Orusco. Para ello habrá que seguir hacia la derecha por la carretera de Brea hasta alcanzar la continuación de la vía verde hacia la izquierda. Este nuevo tramo discurre hasta Orusco en paralelo a la explanación del Ferrocarril de los 40 días, construido durante la Guerra Civil. Junta a éste, por la pista rural acondicionada para ciclistas (¡ojo a los posibles coches!), llegamos frente a la localidad de Orusco. Cruzamos bajo la carretera y, podemos acercanos a este agradable pueblo o seguir por la Vía Verde que, al poco, retoma, ya hasta el fin, el trazado del ferrocarril.

Km. 32.
Éste es uno de los tramos más agradables de la Vía Verde: pasaremos bajo pequeños puentes, entre arboledas, en algún caso sobre tramos casi acantilados sobre el río. Poco a poco nos vamos aproximando al término de la ruta: Ambite. Un cerrado pinar que la vía atraviesa limpiamente nos deja en la explanación de su antigua estación. Una pequeña área recreativa, con fuente es un hermoso lugar para contemplar esta pequeña localidad, la última de la Comunidad de Madrid antes de entrar en Guadalajara.

Ahora toca dar la vuelta y volver por el mismo camino.
¡¡¡ a disfrutar de la ruta !!!
Provincias: Madrid
Cartografía: Mapa Militar de España. Escala 1:50.000. hoja 583
Ciclabilidad: 100%
Desnivel acumulado: 176 metros
Recorrido: 33 + 33 = 66 Km.
Cotas alcanzadas: 635 Ambite