Información de ruta

Descripción de la ruta: CHILOECHES EXTREME (Guadalajara):

JuanLu "¡Eso no es ná!", nos está preparando una ruta por los alrededores de Chiloeches (Guadalajara).
Según nos comenta la ruta transcurre por una zona de pinar, por lo que tendremos sombras.

La ruta va a tener bastante dificultad, tanto física, pero especialmente técnica, ya que el recorrido tiene bastantes trialeras, escalones, etc., incluso zonas de salto (aunque existen alternativas para los que no se atrevan a saltar).

Ruta de dificultad física y técnica: ALTA.

Ruta Base: https://es.wikiloc.com/rutas-mountain-bike/ii-marcha-enduro-chiloeches-12047680

CRÓNICA DE MARTER:
2016_01_24_II Marcha Enduro Chiloeches:
Llegó el día. Parecía que todo se ponía en contra para asistir al evento, lluvias, barro, la tija perdiendo aire el día anterior… Pero seguimos bendecidos para poder practicar nuestro deporte . La fina lluvia caída dos días antes y las temperaturas cuasi estivales del sábado y el domingo, día de la prueba, dejaron el terreno en inmejorables condiciones. Lo malo de estas temperaturas es que las orugas han enloquecido y comienzan a anunciarnos el fin del mundo devorando pinares y provocando irritantes urticarias a todo ser vivo que ose aproximarse por sus dominios.

Novato y nervioso, ante la nueva experiencia endurera que estaba a punto de vivir en menos de una hora. He asistido a muchas marchas, retos, maratones y quedadas masificadas de MTB y Cross Country en estos dos años de afición a la bici. Algunas de ellas con 4.000 corredores, como la Talajara, Riaza, Monegros o la Quebrantahuesos por el pre-pirineo, recorriendo distancias maratonianas de 70, 80 y 120 km. Pero esto es distinto, el enduro tiene un “no se qué”, un extra-bonus de adrenalina y riesgo que me produce inquietud la noche anterior, y una sensación de felicidad al finalizar incluso en salidas a nivel doméstico con los amigos o en solitario. Total, me presento pronto en el parking del polideportivo, punto señalado por la organización para recogida de dorsales y como inicio de la prueba. Apenas ha despuntado el alba y la actividad es frenética en el parking. Se descargan las bicis, mejor dicho, los pepinakos, misiles o como queráis llamarlos, alguno de ellos superarán en el mercado los 6.000 /7.000 Euros en componentes de todo tipo. Llantas, frenos, potencias, horquillas, pedales, bielas, trasmisiones…todos sin excepción hemos modificado los componentes originales. Cualquier parecido con la bici que se compró en la tienda es mera coincidencia.

Anudo la última brida del dorsal en el manillar de la Espe y me coloco en la salida. Entro en estado de concentración máxima, no conozco apenas nada del recorrido y quiero terminarlo sin caídas. Me mentalizo, nada de enzarparse con saltos, ni habilidades en las que no me sienta seguro. Tras las arengas típicas, comenzamos con ritmo suave para afrontar la primera subida del día. Larga y tendida, va estirando el grupo hasta llegar a la zona alta de la colina que rodea Chiloeches.

El diseño del recorrido está bien concebido, las bajadas van de menos a más. Las dos primeras, DH-1 Senda Antonio y el DH-2 El Apedreado, son rápidas pero sin complicaciones técnicas. Perfectas para ir cogiendo sensaciones, soltándose y dejar que la bici ruede. Un sendero estrecho, generalmente recto te conduce durante dos kilómetros en fila india tras un rosario de corredores por las laderas del Barranco de La Solanilla y La Cascajera, hasta la fuente de La Alegría. Allí se atraviesa la carretera comarcal, se inicia el segundo ascenso que comienza al lado de la vía del Ave y se forma un pequeño tapón debido a lo revirado del terreno y es complicado mantener el equilibrio entre tanta rueda tocando por delante y por detrás. El resto de la subida no tiene complicaciones, y bordeando sembrados y tierras de labranza comenzamos tras un giro de 90º la segunda bajada. Un kilómetro de iguales características que la primera, pero con el terreno más roto, con más piedras sueltas. Giro de 90º , esta vez de izquierdas y comenzamos la tercera subida bordeando el pinar en el que nos introducimos para comenzar la siguiente bajada.

Entramos en el bonito pinar de la Dehesa de Valdebuey, tomamos velocidad mientras se suceden los eslalons entre los troncos y nos encontramos los dos primeros saltos del día y a un omnipresente Chus Castellanos situado al final de una de las rampas, buscando algún salto espectacular para adornar el vídeo que está grabando. Tremenda su facilidad para subir, desmontar, grabar, bajar saltando y adelantarme incontables veces. He parasitado alguna de las escenas que grabó y me las cede amablemente para aliñar mi propio vídeo. Gracias!

Es una continuación de La Resaca. Tras superar un par de repechos cortos pero explosivos que se suben en modo “molinillo”, unas cintas nos señalan el camino. Comienza con una buena rampa para saltar y como siempre, su escapatoria lateral correspondiente. Yo tomo la escapatoria. Le siguen varios escalones consecutivos, rápidos y muy divertidos así como otro par de rampas dobles para volar. Ejem ejem..resisto la tentación en último segundo.

Dos kilómetros muy divertidos duran estas bajadas con algún cambio de plano precedido de curva cerrada arriba y seguido de contra curva y árboles en la parte baja. Frenossss y a por el avituallamiento. Como todo hasta el momento, el avituallamiento de lujo. Frutas, chuches y líquidos como para una boda. Media hora de reagrupamiento y reponiendo líquidos y atacamos la siguiente.

Antes hay que subir por la cañada Traviesa. Este tramo se repite dos veces en sentido subida, aunque ahora llegamos un poco más arriba, hasta el camino que linda con los chalets de la Urb. El Clavín. Situarse en el borde de la Olivia es como contemplar la entrada al infierno. No se ve la bajada. Si tienes fe en tu horquilla te tiras. Si eres agnóstico, tomas el sendero alternativo de la derecha y reemprendes la bajada tras el primer cortado, justo antes del siguiente, el de la raíz. Desde abajo, el primer tramo se ve distinto, parece más asequible. El resto es tirar de frenos y bajar, bajar, bajar, toda la ladera. No tengo imágenes de vídeo de estas tres siguientes bajadas,DH-7 Olivia XS, DH-8 Laberinto del Fauno y DH-9 Leire´s Land. Iba tan emocionado, que no oí los pitidos de aviso de mi cámara y cuando quise darme cuenta de que estaba sin batería, iniciaba la última bajada del día.

Un desnivel de cincuenta metros en apenas un kilómetro. Curvas cerradas de 180º con algún cortado importante por los flancos o en la salida de las curvas. Genial para practicar técnica de equilibrio y de giro a ambos lados. Complicadísima en días de lluvia y con el suelo embarrado. Te vas si o si.

El colofón final llegó con la entrega de trofeos en distintas categorías. Satisfecho por no llevarme el premio al participante de mayor edad. jajaja. Sorteo de componentes y vestuario por parte de los patrocinadores. Lamentablemente no me tocó nada. Grrrr. Y finalmente tapas y bebidas en la plaza.

Un día perfecto.

Provincias: Guadalajara
Cartografía: ver mapas de la zona
Ciclabilidad: uff, ya veremos
Desnivel acumulado: 973 metros
Recorrido: 28 km.
Cotas alcanzadas: 940 metros